Tu Destino Futuro–Amistad con Jesús

Cuando recibas el Sello vas a vivir la profecía futura. La profecía del futuro pronostica la unión de los dos amigos: Jesús y la persona sellada. Llegó la hora -dijo Jesús- de la glorificación del Hijo del hombre “Cuando Jesús habló del Hijo del hombre, se refería a sí mismo. Pero Él no excluyó a la persona sellada, que es otro hijo del hombre muy parecido a Jesús. Jesús se encontraba comentando de su propia muerte. Y comentando de la persona sellada además, Él se encontraba comentando de la desaparición de esa persona. La desaparición glorificaría tanto a Jesús como a la persona sellada. Amén, amén, amén les digo:”Jesús dijo: Si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo. Jesús enfatizó que no podría estar solo. Pero, ¿cómo entendemos quién o qué es el compañero de Jesús aquí? Entendemos que Jesús tiene relación a la persona sellada especialmente porque se denomina a sí mismo una semilla de trigo. Y el compañero de la semilla de trigo es la tierra. El Sello está estampado con apariencia de una chiquita parcela de tierra donde se ha sembrado una semilla de trigo. De esta manera es como sabes que eres el compañero de Jesús cuando estás sellado; tú eres la tierra y Él es la semilla. La semilla de trigo no es de mayor relevencia que el suelo. El lote es completamente primordial. La semilla de trigo nutre a los creyentes en Dios, pero la tierra nutre la semilla de trigo. Por eso Jesús nombra a su Compañero. Escoge al que va a fomentar Su Mensaje, el que tiene el poder de llevarlo a cabo crecer como una semilla de trigo crece en un reducido jardín. La tierra no nutre a los creyentes por sí sola. Pero proporciona Vida al Mensaje. La semilla de trigo es la Palabra de Dios primero, y después se transforma en los creyentes mismos. Primero la semilla de trigo es el Mensaje, y después se transforma en los creyentes en ese Mensaje. Y Dios ha escogido al que activamente promoverá Su Mensaje y puso Su Sello en Él. Pero Jesús se encontraba comentando de su muerte como su glorificación.como Jesús, tú además tienes que “morir” para ser sellado. Y luego tienes que fallecer por día. Vas a ser el compañero y compañero de Jesús en la desaparición. La semilla de trigo muere cuando cae al suelo. Muere y resuena a la novedosa Vida como si resucitara. De esta forma además ustedes sacrifican su historia para resultar sellados y seguir sacrificándola hasta que lleguen al Cielo. Tienes que estar enamorado de la desaparición. Tienes que estar listo para fallecer e ir al cielo. Si no tomas tu cruz y sigues a Jesús por día, entonces Dios va a tener paciencia y esperará que comiences a llevarlo a cabo. Porque si no mueres todos los días, el mal tiene la posibilidad de vencerte. Dios siempre luchará para recobrar a sus seleccionados, pero ustedes tienen que estar dispuestos a fallecer por día cuando regresen a Dios otra vez. Pero el sacrificio de uno mismo no es bastante complicado cuando eres el amigo y compañero elegido y favorito de Jesucristo. Ustedes van a ser todos esos como parte de la profecía futura cuando reciban el Sello. Biografía del autor: Y en este momento Jason quisiera invitarte a recibir tu reporte GRATUITO ¿Estás cometiendo estos fallos como católico? en www.sealsecrets.com y “Get God’ s’ Seal of Approval’ and Get the Victory Over Evil” en www.sealofthesoul.com Jason Witt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *