Mirando en los ojos del amor

¿Alguna vez tuviste esas semanas en las que te suceden algunas cosas que te dejan verdaderamente triste? Bueno, para mí esta semana fue una de esas semanas. Verdaderamente me sentía muy triste conmigo misma y sin importar eso, me pasaron cosas espectaculares. Hace un mes vi un video de Nick Vujicic de Life Without Limbs y se encontraba tan inspirado por él, pero no poseía ni iniciativa en ese instante de que llegaría a conocerlo. Nick surgió sin brazos ni piernas y viaja por el país comentando de Dios, y es un hombre tan destacable, y eso es despacio. De todos métodos, esta semana me enteré por un amigo que iba a comentar en su iglesia esta semana y yo se encontraba tan feliz y sabía que poseía que proceder a oírlo comentar, pero hasta el viernes no poseía ni iniciativa de cómo podría proceder a verlo. Mi coche estuvo bastante más de una semana sin trabajar y todos los que me pidieron que vinieran conmigo no podían, por eso había perdido la promesa de que iba a poder verlo, y entonces un amigo entró y me logró viable que yo pudiera ir. Es extraño porque no poseía ninguna intención específica cuando fui a oírle comentar, excepto hallar un taburete en la parte frontal de la iglesia que yo poseía, y no poseía ni iniciativa de lo vigorosa que sería esta noche para mí. Verle comentar sobre su historia y cómo Dios lo utiliza, fue tan inspirador e sorprendente. Quiero decir que aquí está este joven, que de forma sencilla podría haberse dado por vencido a sí mismo, y en lugar de eso escogió llevar a cabo enormes cosas con su historia, y en el desarrollo toca vidas por todo el planeta. Sabía sin lugar a dudas que poseía que encontrarme con él luego del servicio y aunque no poseía ni iniciativa de lo que le iba a decir, se encontraba tan nervioso intentando de reflexionar en algo grande que le dijera, que cuando era mi turno de proceder a abrazarlo y comentar con él, solamente le dije nada. No soy comunmente un individuo nerviosa y no soy un individuo que siempre se queda sin expresiones, pero ahí se encontraba yo parado y no sabiendo lo que podría mencionarle que significaría algo. En este momento, si yo estuviera en mi PC, estoy seguro de que habría planeado en un millón de cosas para mencionarle. Soy un escritor inspirador y las expresiones fluyen más libremente cuando hablamos de mí y de la PC, pero en persona pensé que verdaderamente lo había estropeado cuando era mi turno de comentar con él. Pero entonces sucedió algo mágico. Luego de que le dije ámbas únicas cosas que se me sucedieron y recibí uno de sus conocidos abrazos, comencé a alejarme de Nick y después me llamó otra vez a él. No poseía ni iniciativa de lo que iba a pasar, y aún estoy en shock al acordarse lo que me ha dicho esa noche. Me miró a los ojos y sentí como si estuviera viendo mi alma, y cuando lo miré, supe que se encontraba viendo a los ojos del amor. Me mencionó que poseía un espíritu hermoso y generoso, y aparentaba que lo sabía todo sobre mí, más allá de que jamás nos habíamos visto antes. Me hizo la pregunta mi nombre y después me hizo la pregunta si podía comentar conmigo y decirme algunas cosas. Desde luego que dije que sí, pero no poseía ni iniciativa de lo poderoso que sería lo que me ha dicho. Sabía que yo me esfuerzo tanto para contribuir a los otros y además sabía que yo tengo cuestiones día tras días y comunmente me hago una pregunta si estoy en el sendero acertado y si lo que hago le importa a alguien. Sabía que yo me preocupaba por estas cosas y que me estresaba preguntándome si se encontraba realizando lo que debía llevar a cabo en mi vida. Me mencionó que Dios sabe que me preocupo por estas cosas y que quiero claridad y que quiero entender las respuestas, y me mencionó que me quiere y que Dios me quiere a mí además. Me mencionó que Dios sabe que quiero tener claridad sobre mi vida y lo que hago con ella, y para decirte la realidad se encontraba tan nerviosa y asustada y pienso que hasta se lo dije a Nick, y no quise decirlo de mala forma. Fue tan raro e sorprendente que Nick sabía tantas cosas sobre mí y yo sé que la exclusiva forma en que él podía entender estas cosas sobre mí era por medio de Dios mismo. Inclusive sabía que tomaba medicamentos y cuando me lo hizo la pregunta, le dije que tomaba numerosos medicamentos para algunas patologías crónicas y un inconveniente de espalda además. Aparentaba entender tantas cosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *