Enseñanza de la Iglesia Católica: Evolución

Quizás no hay más grande ejemplo del viable choque entre religión y ciencia que el enfrentamiento “evolución vs. creacionismo” que se ha desatado durante parte importante del siglo XX. Con tantas figuras públicas afirmando que la teoría de la evolución de Charles Darwin es incompatible con la fe cristiana, uno puede estar preocupado en relación a cómo aceptar la teoría de la evolución podría perjudicar su espiritualidad católica. No obstante, la lección oficial de la Iglesia Católica en relación a la teoría de la evolución es que ésta no contradice ni representa una amenaza para la teología católica.como católico de actualmente, es considerable comprender lo que la lección de la iglesia debe decir sobre la teoría de la evolución, para lograr comprender que la aceptación de esta teoría no sólo funciona con la espiritualidad católica, sino que inclusive puede trabajar para fortalecerla. Al investigar la circunstancia bastante más de cerca, uno encuentra que esta disputa es más importante para algunos segmentos del cristianismo. De manera específica, esos que requieren una lectura literalista de Génesis y el procedimiento que Dios utilizó para la construcción particular. No obstante, esto no forma parte a la teología católica, puesto que la lección de la Iglesia dicta que, en tanto que Dios es el constructor indiscutible del universo, el procedimiento que el creador de la narración de la construcción utilizó para comunicar esta información es parte de un estilo literario, y la historia no requiere ser tomada verdaderamente. En 1909, el Papa Pío X detalló como parte de la lección de la iglesia lo que el católico debe sacarle a la narración de la construcción en Génesis. En su pronunciamiento elocuente, el Papa no ha dicho nada en relación a la manera en que Dios escogió hacer el universo. Esto refleja dado que la lección de la Iglesia facilita a los católicos utilizar su juicio sobre cosas como la teoría de la evolución, puesto que en ninguna parte de su pronunciamiento Pío X dijo nada sobre la teoría de la evolución o cómo ésta debería perjudicar la espiritualidad católica del sujeto. La primera lección oficial de la Iglesia sobre la teoría evolutiva no se estableció hasta bastante más de 40 años luego, cuando el Papa Pío XII abordó el tema en su encíclica “Humani Generis”. En lo que equivalía a algo más de unos pocos párrafos, el pontífice manifestó lo que en este momento es considerada la lección oficial de la iglesia sobre la teoría evolutiva, su lugar en relación a teología católica, y cómo esta teoría puede cuadrar con la espiritualidad católica de un fiel. En este escrito, Pío XII dijo abiertamente que la exploración de la teoría evolutiva no contradice ni reta de ninguna forma la lección de la iglesia. No obstante, declaró que a pesar de que los creyentes son libres de conformar sus propias críticas en relación a la relación entre la teoría evolutiva y su propia espiritualidad católica, los leales siempre tienen que sostener la teología católica clásico y la lección de la iglesia, lo cual nos ten en cuenta que el alma fue construída por Dios. Más allá de la teología católica clásico, la lección de la Iglesia recomienda que la teoría de la evolución no sólo puede ser alcanzable a los católicos, sino que además puede asegurar la majestad de la construcción de Dios, convirtiéndola en un elemento clave en la espiritualidad católica de los creyentes. Esto se puede observar reflejado en el Catecismo de la Iglesia Católica, que asegura que la exploración científica que no incumple las leyes morales es inherentemente una sección de la lección de la Iglesia, puesto que reafirma la creencia de que todas las cosas emergen de Dios. Descubrimientos que enriquecen el saber de la raza humana, dice el Catecismo, refuerzan la teología católica y la lección de la iglesia al aceptar al fiel ver el planeta como Dios lo desarrolló. Desde el instante en que el Papa Pío XII pronunció su afirmación inicial en relación a la lección oficial de la iglesia en relación a la teoría evolutiva, los pontífices subsiguientes han sopesado el tema; reafirmando su afirmación oficial de que la teoría evolutiva no posee por qué ser incompatible con la espiritualidad católica individual. Esto tiene dentro al de hoy Papa Benedicto XVI, que llegó a calificar la disputa de evolución vs. creacionismo de “absurdo” gracias a la preponderancia de evi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *