Comenzar una nueva iglesia desde cero

Cuando usted está creando una exclusiva iglesia desde el princípio, es sustancial tener un plan y ser consistente. Una iglesia no tiene que ver con tener un edificio; hablamos de tener gente con quien venir y comunicar sus creencias, preferentemente en un ámbito regular. Estos son los pensamientos de alguien que estuvo investigando lo que se necesitará para empezar una Iglesia Novedosa y cómo se puede hacer mejor. La intención es lograr que usted piense en el Estudio Bíblico como un medio no sólo para empezar una Iglesia Novedosa sino además para expandir una ya que existe. La mayor parte de las iglesias primitivas han comenzado de esta forma, debido a que no existían inmuebles formales de la Iglesia en los que se reunieran y celebraran servicios religiosos, y que los profesores, discípulos y otros ministros estaban siendo perseguidos en esos primeros años. PLANEAD ANTES: Tened una perspectiva de lo que les agradaría que sucediera en tu grupo: VISION: ¡Coged una perspectiva de lo que les agradaría que sucediera en tu grupo! ¿Qué es lo que deseas que ocurra un mes luego de su publicación? ¿Cuál te agradaría que fuera tu vivencia? Intente imaginar la vivencia que espera que los competidores tengan y exprese eso en sus promociones. La perspectiva va a proporcionar ayuda a detallar expectativas, asegurar que haya más “cambios correctos” con los probables socios y va a proporcionar ayuda a la gente a sentirse más cómodas en su nuevo deber. ALIMENTACIÓN: No subestime el poder de los comestibles. ¡Es el rompehielos definitivo! La comida transmite hospitalidad: une a la gente, provoca que la gente se sientan más cómodas (en casa), crea conversación y facilita que la gente se abran más juntas. Cuando usted tiene dentro la comida como parte de sus primeras reuniones (especialmente una comida) amplifica su mensaje de bienvenida a los recién llegados. PROMOCIONES PICTORALES: Cuando reporte a otros sobre su nuevo grupo, ayude a la gente a crear imágenes mentales de lo que tienen la posibilidad de aguardar con la “publicidad” de todo lo que termina de planear (afinidad, perspectiva, comida y precaución infantil). Cuantas más cuestiones logre responder por adelantado, mejor. Esto además les contribuye a invitar a amigos a sumarse a ellos que tienen la posibilidad de estar apasionados en el estilo de su iglesia o desean una vivencia de iglesia en grupos chicos. “¿Qué es lo más relevante a tomar en cuenta al dirigir grupos chicos?” Una respuesta es la siguiente:”El inicio clave a tomar en cuenta es que los grupos chicos muestran una manera completamente diferente de’ llevar a cabo la iglesia’ frente a un ámbito congregacional”. En este momento, desde luego, los dos formatos son necesarios. No es uno u otro, sino los dos. El punto es que cuando nos reunimos en grupos chicos deberíamos explotar totalmente las virtudes que dan. ¿Qué es diferente entre ámbas fuentes? 1) Las hacemos de una forma completamente diferente. El estilo que se muestra en una actividad social congregacional es primordialmente que los presentes son espectadores. En tanto que el énfasis en un grupo reducido es que todos llegan a ser competidores. Esto se puede sintetizar mejor en la cita recurrente del Nuevo Testamento “uno al otro”. Cada fiel presente es un envase de la felicidad de Dios y entonces tiene algo que comunicar con el resto del grupo. El cuerpo se edifica en amor (Ef. 4:16). 2) Además hacemos cosas en grupos que no suceden en un ámbito congregacional. Entre otras cosas, discipulado. Los grupos chicos son el ámbito perfecto para llevar a cabo discípulos. El Nuevo Testamento reconoce precisamente la necesidad de los dos. En el libro de Hechos comunmente estamos con los dos formatos de la vida eclesiástica en términos así como “en el templo” y “de casa en el hogar” (ej. Hechos 2:46&47;5:42;20:20). Esto es sólo parte de la información que se requiere para hacer una exclusiva iglesia desde el princípio. Por favor, manténgase atento al otro artículo que discute las otras formas. La Iglesia de la Vida Universal da chances para que los ministros aprendan los pormenores de empezar sus propios ministerios, creando sus propias iglesias y aprendiendo sobre otras creencias religiosas por medio de nuestro seminario online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *